Sígueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook

¿Quieres colaborar?

Si tienes anécdotas que te hayan pasado en clase o en casa y de las que se pueda sacar alguna pequeña enseñanza, puedes mandárnosla para que la publiquemos.

unatiza@gmail.com

Seguidores

Lo más visto

Con la tecnología de Blogger.
2 de junio de 2014

Y al final llega la... jubilación

El profesor de Religión estaba explicando a los pequeños los Sacramentos de la Iglesia Católica, para repasarlos iba preguntando cuándo se recibía cada uno de ellos:

- Cuando nacemos recibimos el ....
-BAUTISMO
- Muy, bien, después, en 2º EP hacemos la primera...
- CONFESIÓN
- Y al llegar a 3º EP...
- La COMUNIÓN
- Perfecto, después un poco más mayores, la..
- CONFIRMACIÓN
- Y ya cuando terminamos de estudiar y nos ponemos a trabajar, formamos una familia mediante el...
- MATRIMONIO
- Algunos no se casan para servir a los demás y hablar de Dios a la gente, esos reciben el...
- ORDEN SACERDOTAL
- Pues ya solo nos queda uno que recibimos cuando somos muy mayores y estamos enfermos, es la...
- JUBILACIÓN

Los niños siempre han sabido leer entre líneas, al final, lo que llega es la jubilación y disfrutar del merecido descanso. Cada vez es más frecuente que los abuelos se "encarguen" de los nietos cuando salen del colegio, mientras los padres están trabajando. Los abuelos se han convertido en una pieza clave para la educación de los más jóvenes, no solo son un punto de referencia y admiración para los nietos, también son fuente continua de sabiduría y amor.


10 de mayo de 2014

Sacar lo mejor de cada uno

Me han mandado este vídeo, "el cazo de Lorenzo". Me ha impresionado mucho porque refleja de manera muy viva la realidad de muchos niños de hoy en día. A veces solo vemos dificultades en ellos, no sabemos porqué no avanzan o incluso parece que retroceden, pero no es así. Debemos aprender a descubrir sus puntos fuertes, de esta manera veremos que lo que creíamos que eran debilidades, en verdad son fortalezas de las que se pueden sacar mucho, solo hay que aprender a mirarlos con otros ojos.


4 de mayo de 2014

Día de la madre

No quiero dejar que termine el día de la madre sin dedicarles una entrada a todas ellas. Si la familia es una escuela de virtudes las madres son las principales maestras. Ellas nos enseñan a ser como somos, a dar lo mejor de nosotros mismos. Las hemos visto trabajar sin descanso, sonreír tras un día agotador, sentarse con nosotros a repasar las tareas del colegio cuando cualquiera en su lugar solo querría paz, tranquilidad y silencio. Nos han velado toda la noche cuando estábamos enfermos, no han dudado en renunciar a muchas cosas por darnos lo mejor, han servido de escudo para evitarnos sufrimientos, de lanzaderas para hacernos volar muy alto. Nos han enseñado que éramos muy importantes, cuando, verdaderamente las importantes e imprescindibles eran ellas. Por todo, ¡Gracias mamá!.

25 de marzo de 2014

Que no les amargue nuestra crisis

Una vez más acudo al blog de Publicidad y Cine con Valores de Alfonso Méndiz para sacar uno de los anuncios más positivos que se ha hecho este año. "Que los niños no sufran nuestra crisis" de Central Lechera Asturiana.

Los niños están acostumbrados a oír términos que nosotros no sabíamos ni que existían cuando teníamos su edad; recesión, prima de riesgo, crisis económica, etc. Es bueno que aprendan virtudes como la sobriedad, el desprendimiento de los bienes materiales, la generosidad, compartir. Pero no "agobiarles" y "machacarles" con una crisis que ni han provocado ni pueden solucionarla ellos y que ni siquiera pueden comprender. No les amarguemos la infancia, enseñémosles a jugar, a pasarlo bien, a disfrutar con lo que tienen (aunque sea poco o nada). Ya tendrán tiempo de aprender las demás cosas por ellos mismos.

21 de marzo de 2014

Me he dado cuenta de lo fácil que es hacer felices a los demás

El día antes a San José en clase animaron a los alumnos pequeños a escribir una carta a su padre para felicitarle por el "Día del Padre". Para eso el profesor llevó folios blancos y sobres. Les dijo que escribieran lo que quisieran; anécdotas divertidas que les hayan ocurrido con su padre, cosas que sepan que les gusta, y que les digan que les quieren y por qué. Además quedaron en que les dejaran la carta debajo de la almohada, para que la noche antes a San José la vieran y los papás se fueran a la cama con buen sabor de boca.

Los alumnos, ilusionados, se pusieron manos a la obra y empezaron a escribir. Los botes de típex y las gomas circulaban constantemente por la clase. Algunos no sabían que decir y otros pedían más folios. Al final todos escribieron su carta.

Al día siguiente el profesor les preguntó si se habían acordado de hacerlo. Todos contaron las "peripecias" que tuvieron que hacer para dejar la carta sin que les vieran, otros tuvieron que buscar a su madre como aliada para que no se descubriera "el secreto" hasta la noche. Los comentarios eran muy positivos, los padres estaban muy contentos, se esperaban el típico dibujo o una corbata y la sorpresa les encantó. Uno de los alumnos comentaba:

- Yo de lo que me he dado cuenta es de lo fácil que es hacer feliz a mi padre, me ha despertado dándome besos emocionado.

Y es verdad, para hacer felices a los demás no necesitamos grandes cosas, sino muchos pequeños detalles, estar pendientes de los demás. No basta con querer a la gente, también hay que saber demostrarlo.