Sígueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook

¿Quieres colaborar?

Si tienes anécdotas que te hayan pasado en clase o en casa y de las que se pueda sacar alguna pequeña enseñanza, puedes mandárnosla para que la publiquemos.

unatiza@gmail.com

Seguidores

Lo más visto

Con la tecnología de Blogger.
20 de enero de 2013

Carta de una madre a su hija

Copio una carta que me ha hecho llegar una madre.

El colegio ha montado una convivencia para los alumnos de 6º EP. Van a pasar unos días fuera de casa, y la madre de una de las niñas que van le ha escrito una carta, se la ha dado antes de que salgan, y le ha dicho que no la abra hasta que llegue al sitio donde van a ir.



Querida hija:

Te escribo esta carta, primero para decirte lo mucho que te quiero, aunque eso ya lo sabes pues te lo digo muy a menudo. 

También me gustaría explicarte que es importante que aprendas y mucho de esta oportunidad que tienes de convivencia con tus amigas. Junto con tus compañeros y compañeras vas a compartir experiencias que os van a ayudar a conoceros más y sobre todo a aprender que lo más importante en esta vida es el amor entre las personas.

Todos necesitamos saber que tenemos gente al lado que nos quieren, que nos ayudan, que están con nosotros cuando los necesitamos o simplemente para compartir los momentos felices de nuestra vida, y ¿qué mejor que compartirlo con los amigos?

Como ya te he dicho en muchas ocasiones “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”. Las amistades hay que cuidarlas, hay que saber conservarlas y para eso la mejor forma es siempre pensando antes que en ti, o en tus necesidades, en las necesidades de los demás. Lo más bonito es no ser egoístas…  eso ¿qué significa?, no pensar en lo que uno quiere hacer, sino en lo que al otro le gustaría recibir de ti  y si la otra persona piensa en lo mismo, pues imagínate lo felices que podemos ser sabiendo que siempre hay alguien intentando hacernos felices.

¿Por qué te digo esto?, para explicarte que el egoísmo es una forma de apartarnos de los demás, de alejarnos de las personas que nos quieren o de no dejarnos tampoco ver lo bueno que esas otras personas que a lo mejor tenemos al lado pero que ni siquiera nos hemos preocupado de saber cómo son, y quizás tengan mucho bueno que aportarnos.

El egoísmo nos aparta del bien que podamos hacer a otras personas y nos aparta de Dios. Por eso es muy importante siempre, en tus oraciones, pedirle mucho al Señor que te ayude a no ser egoísta, a querer siempre compartir, a que te ayude a ser cada día mejor persona para así ser útil a los demás y ahí es donde seguro, seguro que se encuentra la mayor felicidad, dando y no queriendo recibir nada a cambio. “Una sonrisa que se recibe de alguien a quien has hecho feliz es el mayor regalo que puedas recibir”.

Espero que siempre tengas esto presente y que comprendas que aunque alguna vez alguien te haya podido hacer sentir mal, con tu ejemplo y con tu esfuerzo en no ser egoísta pero sí buena persona habrás dado la lección más bonita…. “El amor a los demás” y eso siempre tiene su recompensa… te hará sentir mucho más feliz.

Un beso muy fuerte de mamá, que te quiere muchísimo.

Ojalá todos sepamos transmitir a los hijos qué cosas son las más importantes.

5 comentarios:

  1. !Fantástico!
    Enhorabuena por el blog y sus contenidos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡MARAVILLOSA REFLEXIÓN!!!. RICARDO MOYANO. TUCUMÁN, ARGENTINA.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario Ricardo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reflexión,que todos tenemos implementar a nuestro niños.El mundo seria mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que les queda es lo que les decimos que esperamos de ellos. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar